ERG

¿Qué es un ERG?

Un electrorretinograma, a menudo abreviado como ERG, es un examen de diagnóstico que se utiliza para medir las respuestas eléctricas de la retina a diversos patrones de luz. Ofreciendo una perspectiva al médico para evaluar la salud funcional de la retina, el ERG conecta diversos electrodos y adaptadores al paciente para determinar las respuestas a diversos destellos de luz.

Configuración del ERG

Adaptación a la Oscuridad

Para llevar a cabo un examen ERG exhaustivo, el paciente tiene que estar completamente dilatado y adaptado a la oscuridad. El paciente es dilatado y luego situado en un cuarto oscuro con parches en los ojos para permitir la completa adaptación a la oscuridad. Este proceso permite que los ojos se vuelvan totalmente sensibles a la luz.

Conexión de los electrodos

Un total de tres electrodos son conectados al paciente. El primer electrodo es conectado a la oreja para servir como un electrodo de tierra. El segundo electrodo es un electrodo de referencia y se coloca en la frente. Estos electrodos sirven para maximizar la exactitud y precisión de nuestra prueba. El tercer electrodo, el electrodo de trabajo, se compone de una fibra delgada de nylon de plata, que se coloca en la cuenca inferior del ojo. Luego de la colocación de los electrodos, estos son conectados a un adaptador que en última instancia registra las respuestas del paciente.

Adaptación a la luz

En medio de la prueba, el paciente es se adapta a la luz después de la finalización de la primera parte del examen que requiere adaptación a la oscuridad. La adaptación a la luz, en contraste con la adaptación a la oscuridad, requiere que el paciente observe una luz brillante durante diez minutos para lograr la desensibilización de los ojos a la luz. Al hacerlo, esto permite una medición exacta de los conos en la retina.

Realización de la prueba

En general, la prueba consiste en una serie de destellos de luz de distinta intensidad para medir las respuestas. Al conectar todos los electrodos, el paciente debe mirar directamente a un lugar dirigido por el especialista técnico que administrará el examen. El paciente debe entonces observar un destello de luz que luego transmite una respuesta que será recogida por el electrodo de forma automática. Al hacer esto, el paciente debe estar tan quieto como sea posible. Esto previene que cualquier ruido externo interfiera con nuestros resultados de la prueba. Una serie de destellos de intensidad variable se mostrarán al paciente y serán evaluados por el computador. Después de poco tiempo, el paciente debe ser adaptado a la luz y sometido a varios destellos más ligeros.

Que esperar

El tiempo total necesario para completar este examen de diagnóstico puede tardar aproximadamente 50 a 70 minutos, en gran parte debido a la cantidad de tiempo necesario para realizar configuraciones y preparaciones. Las precauciones a tener en cuenta son evitar el entrecerrado del ojo y movimientos oculares excesivos que pueden interferir con la integridad de los resultados de la prueba.