Retinosis Pigmentaria

Retinitis Pigmentosa Treatment | Vision Correction | Manhattan | New York City (NYC)

Retinosis Pigmentaria

La Retinosis Pigmentaria es una rara enfermedad genética que hace que las células conos y bastones de la retina se deterioren. La Retinosis Pigmentaria es un miembro de un grupo de enfermedades hereditarias de la retina que se caracteriza por una pérdida de campo visual, ceguera nocturna y percepción del color. Esta condición es causada por una mutación genética que se da en familias y no es causada por factores ambientales, trauma o infección. La Retinosis Pigmentaria no se puede prevenir.

La retina contiene una combinación de células que se conocen como bastones y conos. Los bastones son responsables de la visión nocturna y periférica, también conocida como la visión lateral. Los bastones se pueden encontrar en toda la retina con la excepción de en la fóvea. Los bastones son más afectados por la retinosis pigmentaria que las células de cono. Los conos son los responsables de la visión central y de color. Existen células de cono a lo largo de la retina y la mácula, pero se concentran en la fóvea, el centro de la retina, que tiene el mayor número de conos.

Síntomas de la Retinosis Pigmentaria

Los signos y síntomas de la Retinosis Pigmentaria pueden comenzar a manifestarse entre los 10 y 30 años de edad. Algunos de estos síntomas pueden incluir lo siguiente.

  • Ceguera nocturna o disminución de la visión nocturna
  • Pérdida de la visión periférica
  • Pérdida de la visión central
  • Pérdida de la agudeza visual
  • Pérdida de la percepción del color

Diagnóstico de Retinosis Pigmentaria

La Retinosis Pigmentaria es un trastorno poco frecuente y difícil de diagnosticar con precisión. La Retinosis Pigmentaria se diagnostica generalmente durante la infancia temprana o la infancia media. El diagnóstico de Retinosis Pigmentaria se hace después de un examen de los ojos y de los siguientes exámenes de diagnóstico:

  • Angiografía con fluoresceína
  • Fotografía del fondo
  • Examen con lámpara de hendidura
  • Prueba de agudeza visua
  • Pruebas de campo visual
  • Examen oftalmoscopio
  • Electrorretinograma , o ERG

Tratamiento de la Retinosis Pigmentaria

Si bien no existe una cura para la Retinosis Pigmentaria hay varias opciones de tratamiento disponibles que ayudará a los pacientes con la enfermedad.

Tratamientos no quirúrgicos

Una opción es trabajar en estrecha colaboración con un especialista en baja visión para acceder a la ayuda de la terapia de baja visión y a la asistencia de dispositivos técnicos que le ayudarán a mantener la independencia. Otra opción no quirúrgica en el tratamiento de la Retinosis Pigmentaria es el uso de suplementos dietéticos que contengan antioxidantes que pueden retardar la progresión de la enfermedad y su consiguiente pérdida de visión.

Ensayos Clínicos

Durante la Fase I de ensayos clínicos, la terapia genética ha demostrado ser exitosa en la restauración de parte de la visión en niños y adultos jóvenes afectados por una forma grave de Retinosis Pigmentaria conocida como amaurosis congénita de Leber, o LCA.

Ahora en la fase II de los ensayos clínicos, el ácido valproico ha demostrado preservar la visión para aquellos pacientes con una forma de Retinosis Pigmentaria.

Tratamientos Quirúrgicos

Una opción de tratamiento quirúrgico, recientemente aprobada por la FDA, es una prótesis epiretinal. El Sistema de Prótesis Retinal Argus II es un dispositivo médico implantado destinado a estimular la retina y restaurar la visión funcional en aquellos pacientes seleccionados afectados con Retinosis Pigmentaria.