Oclusión Venosa

Vein Occlusion Treatment | Manhattan | New York City (NYC)

Oclusión Venosa

Oclusión venosa de la retina es un trastorno vascular común de la retina. La obstrucción de la vena de la retina en el nervio óptico se conoce como la oclusión de la vena central de la retina (CRVO) y la obstrucción en una rama de la vena de la retina se conoce como una obstrucción de rama venosa retiniana (BRVO).

Oclusión de rama venosa retiniana

Los síntomas de una oclusión de rama venosa retiniana dependen de cual rama venosa esté involucrada. La visión borrosa es un síntoma común que resulta del edema macular (inflamación de la retina). Si la oclusión de rama venosa retiniana se produce en una parte de la retina lejos de la visión central, entonces puede ser asintomática

Oclusión de la vena central de la retina

Cuando la vena central de la retina es bloqueada, esto se traducirá en más sangre e hinchazón acumulándose en la retina y también la visión será peor que en una oclusión de rama venosa retiniana. La visión borrosa es por lo general debido a un edema macular o glaucoma de vasos sanguíneos anormales que se desarrollan en el ojo.

Diagnóstico

Un examen de fondo de ojo dilatado es generalmente seguido por una angiografía con fluoresceína y por una tomografía de coherencia óptica. Un examen de gonioscopia se realiza generalmente en pacientes con oclusión de la vena central de la retina.

Tratamiento

Una de las principales complicaciones de la oclusión venosa es el edema macular, que es una inflamación en la parte central de la retina. Las inyecciones de tratamiento contra el factor de crecimiento endotelial vascular y esteroides pueden ayudar a tratar el edema macular.

En casos graves de oclusión de la vena central de la retina, vasos sanguíneos anormales pueden desarrollarse en el ojo. Es necesario un tratamiento con láser y, a veces la cirugía de vitrectomía o cirugía de glaucoma pueden ser necesarias si el problema se hace más grave.

La mayoría de las oclusiones venosas de la retina se producen después de los 50 años, a los pacientes más jóvenes con oclusión venosa de la retina se les puede pedir ir a ver a su internista para una evaluación médica exhaustiva.